CELITE COMO AUXILIAR FILTRANTE

La filtración es un proceso por el cual partículas que están en suspensión en un fluido son separadas del mismo haciéndolo pasar a través de un material permeable. La filtración con Celite es generalmente una operación realizada en dos pasos:

Pasos

  • Primero se deposita sobre las telas del filtro, una delgada capa de ayuda filtrante, denominada la “precapa”, utilizando agua limpia o el mismo líquido ya filtrado en una etapa anterior.
  • Después se comienza a hacer pasar por las telas el líquido a filtrar, al cual se le agregan en forma constante, pequeñas cantidades de auxiliar filtrante, la “dosificación”.

Así se logran dos objetivos: la precapa evita que los sólidos que enturbian el líquido a filtrar, ensucien las telas del filtro. Y la dosificación evita que esos sólidos impermeabilicen la “torta” que se forma al acumularse los sólidos retenidos y el auxiliar filtrante sobre las telas del filtro.